¿Quién está detrás de Suc de Lluna y Casa de l’Orxata?
AYER · PÚBLICO
Nuestro mantra: “Calidad, ecológico y local”
Estos dos locales, consolidados ya desde hace más de 10 años en el Mercado Colón, tienen un alma propia y es la de sus dos fundadores, Nerea y Antón, una pareja con una filosofía de vida ecologista que han sabido transmitir de forma coherente a su negocio. Sus dos locales son como ellos, una apuesta por lo diferente, por el camino más complicado, pero más comprometido. Lo que empezó con un carrito de Orxata, se ha convertido hoy en dos referentes en el Mercado Colón, con una gran oferta y una calidad extraordinaria.
Carrito Casa de l'Orxata
Antón nos contaba el otro día su historia en la terraza de Suc de Lluna Biocafé: “Somos ingenieros agrónomos, no tenemos antecedentes ni experiencia previa en la hostelería, pero ya hace doce años que tenemos estos locales en el Mercado Colón y hemos conseguido establecernos aquí, lograr una clientela fiel y transmitir unos valores diferentes y una cultura ecológica que muchas veces, por falta de medios, desconocemos”. Antón y Nerea viven en El Saler, a 16 kilómetros del centro de Valencia, no tienen coche y vienen todos los días en bicicleta. “Para nosotros es un lujo, venir en bicicleta nos permite dedicar esos 40 minutos del día a desconectar, relajarnos y hacer ejercicio. Es algo que difícilmente podríamos dedicar durante el día. Lo disfrutamos mucho porque vamos oliendo el mar, viendo las nubes, no hay tráfico y es todo un placer”. ¿Qué tienen estos dos locales que los hace diferentes? “Desde un principio quisimos ser auténticos, hacer las cosas de forma diferente, tanto en la oferta y el producto, como en el trato hacia nuestros trabajadores y con los clientes. Buscamos gente implicada con nuestro proyecto. A los clientes intentamos darles a conocer nuestra oferta exquisita de productos ecológicos que muchas veces no conocen”. Pero, como afirma Antón, “no toda la oferta que tenemos es ecológica y eso lo decimos claramente. Nuestro mantra es primero la calidad, la ecología y el producto local. Pero todo ello lo decimos sin tapujos. El croissant que tenemos no es ni local ni ecológico, pero es el mejor croissant que puedes probar aquí en Valencia”. Y es que el objetivo de estos dos locales tan íntimos y familiares, es como Antón indica, “vender experiencias que solo se puedan repetir aquí”. Por ello también han apostado por una oferta de calidad y por proyectos locales con los que comparten filosofía, como por ejemplo la cerveza Altura de Vuelo o el café ecológico Sueca Express que tienen en Suc de Lluna.
Suc de Lluna
¿Qué no te puedes perder de Suc de Lluna o de la Casa de la Orxata? “Tenemos una carta muy variada, pero si tuviera que elegir algo de Suc de Lluna sería la ensalada de crujiente de jamón, que tiene un conjunto de texturas y sabores muy bueno. O por ejemplo, la paella sin colorantes, con productos de calidad y de cercanía. Pollo y conejo de corral, garrofón valenciano, judía de temporada… Tenemos vecinos que incluso vienen y se llevan a casa la paella. Y en la Casa de l’Orxata, apostamos desde un principio por una horchata que tuviera un cuerpo diferente, de mucha calidad. Queremos tener la mejor horchata de Valencia, y la hacemos como creemos que es mejor: con poca canela, poco azúcar y mucha chufa de calidad. También tenemos una oferta muy grande de helados de todo tipo, desde ecológicos, hasta helados adaptados a las necesidades de los intolerantes a la lactosa, los frutos secos… Eso nos hace tener una clientela fija y muy cuidada que viene buscando productos de calidad”.